Enciclopedia De La Mujer

noviembre 1, 2018

Las arrugas y las líneas de expresión se han descrito habitualmente como el signo más evidente del envejecimiento. Cómo puedes prevenir tratar el acné, en qué momento debes seguir un tratamiento más fuerte por qué razón tienes manchas en la cara, si el botox es seguro… son algunas de las dudas más usuales que pueden invadirte en el momento de mantener tu piel sana arrancar un tratamiento.

Se establece que los casos de melasma que se generan con el embarazo con los tratamientos de anticoncepción oral desaparecen de manera espontánea cuando termina la gestación cuando se suspende el tratamiento con la pastilla. Pero la situación no es tan simple en todos y cada uno de los casos.

No podemos detener el correr del tiempo, mas sí progresar nuestro aspecto para quitarnos ciertos años de encima. ¿De qué forma? ¿Con cirugía estética? ¿Bótox? ¿Comprando cremas y más cremas? ¿Deslomándonos en el gimnasio? No, desde luego que no. El secreto se encuentra en alterar determinados hábitos rutinarios y convertirlos en medidas antienvejecimiento. No es fácil, tampoco difícil: únicamente hay que echarle ganas. “El verano es una buena época para irse entrenando”, afirman los especialistas. Las medidas más eficientes, según los especialistas, son las próximas.

Al comenzar el día, es necesario volver a adecentar la piel, para retirar las toxinas y la grasa eliminadas mientras que dormimos. Por la mañana, sólo se necesita lavarse con agua. No hay que excederse con la limpieza; si no, se corre el peligro de quitar la capa lipídica natural de la piel.

La piel es nuestra tarjeta de visita. La variación de las hormonas, sobre todo en el primer trimestre, puede producir cambios bruscos en la textura de la piel. Aparecen las venas varicosas, las estrías y algunas veces picor en la piel y retención de líquidos. La mayoría de estos cambios desaparece naturalmente tras el parto.

También puedes recurrir a procedimientos simples y a tratamientos tópicos comerciales para lograr efectos anti-envejecimiento. Por poner un ejemplo, los peeling químicos pueden asistir a remover el exceso de capas de piel muerta de la superficie de tu piel, dejando que brote la piel nueva para un aspecto más joven. También prueba con productos humectantes, disponibles en todas partes, para combatir la sequedad. Además, puedes probar una crema anti-envejecimiento, mas su eficiencia dependerá de sus ingredientes activos. Con cualquier tratamiento, fíjate si te provoca reacciones alérgicas irritaciones en la piel. Si experimentas enrojecimiento, prurito malestar en el sitio de aplicación, interrumpe el uso y consulta con tu médico.

En todo caso parece que el incremento de estrógenos es la causa principal de la aparición de esta anomalía. Por esta razón, cuando el nivel de estrógenos se estabiliza, estas máculas suelen desaparecer poco a poco, si bien, en menos casos, acostumbran a sostenerse más tarde. La nueva aplicación de tratamientos hormonales nuevos embarazos acostumbran a desencadenar de nuevo su aparición.