Col.lectiu Ronda

Darse de alta como pareja en verdad acarreará a partir de ahora la acreditación de un periodo mínimo de convivencia de un par de años, gracias a la modificación del Decreto que ha establecido el Consejo de Gobierno, y del que ha informado esta mañana su portavoz, Emilio del Río. En las materias no reguladas expresamente en la Ley 5/2002, de dieciseis de diciembre, las parejas en verdad van a quedar equiparadas al matrimonio en las relaciones jurídicas que puedan establecer con las distintas Administraciones Públicas de Andalucía en su ámbito de competencias, con las únicas restricciones que puedan resultar impuestas por la aplicación de la normativa estatal.

Logroño es la localidad de residencia del mayor número de las uniones inscritas, con 219 parejas, seguida de Villamediana, con cuarenta y uno, y Calahorra, con treinta y dos. Además de esto en el cuarenta y siete por ciento de los registrados existe una diferencia de edad de 3 años.

El término pareja de hecho uniones estables de pareja se institucionalizó en 1998, cuando se aprobó la primera normativa autonómica en Cataluña, que reguló las llamadas uniones en verdad, tanto para parejas heterosexuales como homosexuales. El día de hoy hay trece comunidades que han legislado sobre las uniones en verdad, pero aún se carece de una normativa común en España. Sin embargo, su normalización supuso un importante paso en el reconocimiento de los derechos de las parejas que no están casadas y se ha transformado en una alternativa para quienes desean establecer un compromiso con otra persona sin precisar pasar por el registro civil el altar. Comparten algunos derechos con los unidos en matrimonio, mas persisten diferencias esenciales y tienen restricciones en el acceso a la pensión de viudedad, al hacer la Declaración de la Renta , en el acceso a la asistencia sanitaria al cobrar una herencia.

ciento dos La solicitud presencial ha de ser presentada por los dos convivientes en pareja estable y se puede hacer, mediante cita anterior, en la sede central del departamento competente en materia de derecho civil, en los registros que constan en el anejo dos de este Reglamento y frente a los otros registros que se habiliten al efecto a través de una resolución.

Se prohibe la reproducción, distribución, puesta a predisposición, comunicación pública y utilización total parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma modalidad, sin anterior, expresa y escrita autorización, incluyendo, particularmente, su mera reproducción y/ puesta a predisposición como resúmenes, reseñas gacetas de prensa con fines de tipo comercial directa indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

En cualquier caso, cabe cuestionar la holgura de este plazo de teniendo presente la materia sobre la que se proyecta el Reglamento, y sobre la que pocos países tienen reglas concretas sea de competencia judicial, sea de ley aplicable. En todo caso, sea bienvenido y ojalá cunda el ejemplo.