diez Consejos Antes De Convivir Con Tu Nueva Pareja

noviembre 11, 2017

¿Sueles enmudecer tus pensamientos, emociones sentimientos? Comunícate. Habla con tu pareja sobre tus sentimientos. Haz preguntas y escucha las contestaciones. Si te sientes molesto, dilo. No hagas que tu pareja adivine qué te pasa. Hablar de los inconvenientes genera confianza y robustece la relación. Y no todo se trata de de qué manera lidiar con los inconvenientes, no te olvides de decirle a tu pareja cuando hace algo que te hace feliz.

Mantén la aventura separada de la relación de tu pareja infiel con tus hijos, caso de que los tengas. Esto es entre tú y tu pareja, y no debes implicar a tus hijos. No trates de ponerlos en contra de tu pareja infiel ni de utilizarlos para amenazarla (como conminarla con separarte de ella y tomar la custodia completa de los pequeños).

Debemos hacernos cargo de nuestras propias emociones, en vez de responsabilizar a nuestra pareja. Y no deberíamos confundir sus emociones con las nuestras. Por poner un ejemplo, si nuestra pareja llega a casa y nos grita por una tontería por el hecho de que viene con estrés del trabajo, nuestra primera contestación acostumbra a ser tomárnoslo como algo personal y sentirnos agraviados. En lugar de eso, un poco de empatía y una simple pregunta, como ¿va todo bien?”, pueden eludir una discusión.

Puedes saber si tu pareja es calmada si es propensa a estar agobiada. Asimismo puedes saber si hay algo que puedas hacer a fin de que salga de la rutina. El trato debe basarse en el respeto, no gritos; ábrele la puerta, etcétera Subscríbete a BabyCenter para percibir correos electrónicos semanales sobre el desarrollo de tu bebé y de tu embarazo.

Por todos lados oímos que el matrimonio es apenas un papel”, un acto social. ¿Es verdaderamente eso, para ti?, ¿un peldaño burocrático? Es esencial saber qué es lo que significa el matrimonio para la otra persona. Pues es algo más (mucho, mucho, considerablemente más) que un mero certificado. Es una vocación, elevada a sacramento, un camino de santificación, una entrega total y también inapelable de los cónyuges que deciden convertirse en fundamento y origen de una familia. Esto no lo puede contener ningún papelito”, pero ese vínculo jurídico que representa ese papel es enorme, es el signo que compromete tu entrega total y la aceptación total de la otra persona. San Juan Pablo II afirmaba que a quien no decide querer para siempre, le va a ser muy difícil amar siquiera un día”. ¿Por qué razón así? Porque el siempre” está construido por una seguidilla de ahoras”. Hay que ser fiel en lo pequeño, cada día, para poder ser fieles siempre y en todo momento.

Hola Mari, la distancia a veces puede ser un inconveniente para las relaciones poco seguras mas un refuerzo para otras que realmente son verdaderas. Si estás habituada a pasar todo el tiempo con tu pareja, quizás sea momento de volverte una persona más independiente y disfrutar y aprender en otros aspectos de la vida, salir con amigas, gozar de tu familia, estudiar hacer otras cosas que te enriquezcan como persona. Tú tienes valor como persona individual, gana seguridad en ti y eso reforzará tu autoestima.