De qué manera Solucionar Problemas En El Matrimonio

La comunicación en la pareja vuelve a plantearse una vez más como el factor más importante a la hora de salvar los obstáculos rutinarios que producen el estrés y que en muchas ocasiones desembocan en un proceso de separación divorcio. Camino, que conforme mi experiencia clínica con estas parejas, implica adquirir una serie de habilidades relacionales que nos van a facilitar flexibilizarnos y amoldarnos a esta nueva realidad; negociar nuevos contratos y papeles en la relación acorde a las nuevas necesidades y posibilidades actuales; realizar, sin tanto pesar, el duelo de una etapa precedente para dar inicio al trabajo en conjunto en pro de la construcción de otra. Como el establecer nuevos modelos y prácticas en pro de la amedrentad sensible y erótica de la pareja.

2. Dale el espacio que necesite. Conforme el momento personal en que se encuentre tu pareja, necesitará compartir contigo más menos cosas. Aunque te angustie sentir distancia, no funciona que le presiones a fin de que comparta contigo más cosas a fin de que pase contigo más tiempo. Sólo lograrás distanciarle más.

Otro punto fundamental que debes tener encuenta que muy frecuentemente las crisis se presentan por carencia de comunicacion, este problema no solo se presenta en parejas jovenes si no tambien en parejas adultas por tanto debes mejorar este punto para superar la crisis.

Prosiguió sus pisadas con la esperanza de que en algún instante mirara cara atrás, recordando cada día aquella dulce voz que en su memoria le charlaba, aquellos ojos que mutuamente muy de cerca se miraban y aquella forma de temblar cuando los dos cuerpos se rozaban. Y su caminar ilusionado, al unísono que roto el corazón, no vacilaba en seguir adelante a pesar de los mil nos y de los mil rechazos que ya se juntaban en su inmediato pasado.

Para ello, debes quitarte de la mente, si los tienes, esos prejuicios que de forma frecuente prosiguen a la terapia de pareja: Yo no necesito que nadie me afirme de qué forma tengo que hacer las cosas”, absolutamente nadie mejor que puede comprender cuál es el problema”, ir al sicólogo es de débiles”, no deseo contarle mis intimidades a alguien que no conozco”.

Llega el verano y por fin tienes tiempo para estar con los tuyos. Las prisas, los agobios y las responsabilidades van dando paso al descanso, las aficiones y las buenas conversaciones. Algo se activa por dentro y notas que tienes más ganas de gozar.